14 de marzo de 2008

Mi encuentro con la vida

Me desperté por la mañana, sentí mi cuerpo desperezarse, sentí los pensamientos venir a mi como agua fluyendo, sentí el corazón latir, sentí el aire penetrar en mis pulmones, sentí el calor de las sábanas, sentí la delicada piel del amor que me acompaña en el camino, sentí la vida desplegarse en cada centímetro de mi existencia.

Tomé conciencia por un pequeño instante del milagro que es vivir, un milagro en el que no reparamos, porque parece tan normal despertarse por la mañana y seguir las actividades de nuestro cotidiano vivir, que nunca realmente vemos ese milagro que fluye por cada milímetro de nuestra existencia.

Abrí los ojos y miré, abrí los ojos y descubrí nuevamente el privilegio que tengo de poder hacerlo, levante una mano y nuevamente sentí el poder que tengo para construir o destruir, me incorporé y agradecí a la vida por renovar en mi su abundancia cada día.

Silenciosamente respiré, me conecté con esa fuente de vida que está en cada partícula de este universo y dije gracias porque por un instante pude entender el milagro de estar vivo!!!

CarDa
Equipo de SoyFeliz