20 de noviembre de 2008

Hay Esperanza

Cuando veo a la gente ser solidaria, cuando veo a la gente sonreír, cuando veo a la gente sentir pasión por el otro, cuando veo a un niño abrazar a su madre, cuando veo a un anciano recibir la cálida mano de su hijo, estoy seguro que hay esperanza.

Hay esperanza porque el corazón humano alberga amor, hay esperanza porque somos todavía capaces de sentir profundamente.

Esa esperanza viene cuando tantos comparten con otros lo que tienen, cuando las lágrimas todavía recorren las mejillas, cuando todavía es posible sentir amor.

Todos y cada uno de nosotros puede marcar la diferencia, el mundo parece estar tan fragmentado, tan exento de amor que nos confunde y nos sumerge en un sentimiento de angustia y temor. Pero hay esperanza, es posible vivir una vida diferente, llena tu mente de cosas positivas, llena tu mente de pensamientos que enriquezcan, llena tu mente de palabras que construyan.

Hay esperanza de hacer tu vida extraordinaria, hay esperanza de vivir maravillosamente, eso depende de ti, eso depende de mi, podemos decidir sentir diferente, podemos decidir pensar diferente, podemos decidir actuar diferente, podemos decidir levantarnos antes que quedarnos caídos.

Hay esperanza, mira alrededor tuyo, verás que muchos están dispuestos a dar de sí para vivir mejor, muchos están dispuestos a dar de sí para que otro reciba felicidad y amor.
No es un sueño es una realidad si decidimos tomar en nuestras manos la responsabilidad de decidir. Hay una frase que me encantó y quiero compartirla contigo:


“Si cambias tu manera de pensar cambiarás tus elecciones y si cambias tus elecciones cambiarás tu vida”.


Que poderoso, pues tu eliges que pensar, por consiguiente tu eliges que hacer cada instante, en consecuencia tu eliges cómo vivir.

Mira el significado de esto, tú eliges la vida que quieres tener a partir de las elecciones que haces, las decisiones que tomas. No hay culpa sólo elecciones a las cuáles respondemos, pues somos responsables de lo que decidimos y necesariamente tenemos que asumir las consecuencias.
Hay esperanza, y está en nuestras manos hacer que sea posible vivir una vida diferente y dejar a los que nos sucedan la posibilidad de también hacerlo.

HAY ESPERANZA ¡!!

CarDa
Equipo de SoyFeliz