31 de diciembre de 2009

Feliz 2010


Mil felicidades por este nuevo año 2010. Que tu vida este llena de bendiciones, Salud, Amor, Prosperidad. Que la felicidad de Ser de Vivir  impregnen tu ser, llevándote a alturas inimaginables. Que los días que crees sean extraordinarios. Que los amigos que encuentres compartan contigo la dicha de VIVIR. Que tu familia permanezca cada vez más unida. Y que tus sueños y objetivos se cumplan para tu beneficio, de los que te rodean y del planeta que nos cobija.

Cada día descubrimos más y más cosas, que este año nos permita descubrirnos más y más a nosotros. Que este año nos regale enseñanzas que valoremos, que aprendamos y compartamos con los demás. Que en cada encuentro podamos valorarnos como seres humanos, como seres que compartimos este privilegio de la vida en la tierra.

Que este año nos haga más humildes, más claros, más comprometidos con el privilegio de SER, que nos acerquemos unos a los otros y brindemos por un mejor destino, por un día mejor.

Que este año sea EXTRAORDINARIO en todos sus aspectos, para ti y toda tu familia!!

21 de diciembre de 2009

Una vez más...

La vida nos va modelando día a día, y en ese constante fluir nos transformamos incesantemente. Qué cosa maravillosa ver pasar y pasar los días y como ellos nos transforman nos cambian, no podría decir si para bien o para mal, simplemente el paso de los días nos transforma y esa transformación es el reflejo de nuestras vivencias, de cuantos pensamientos hicimos nuestros, con cuántos nos quedamos.


Qué cosa no?, en realidad al parecer sólo somos un puñados de pensamientos de los cuales nos hicimos dueños. A veces me pregunto qué seríamos sin esos pensamientos, quien o que se estaría expresando? Somos el resultado de un flujo de pensamientos, algunos simplemente pasan, otros construyen residencias y se quedan para adueñarse de nuestros actos, cuántos de ellos son verdaderos?, cuántos de ellos nos atan, nos limitan, nos detienen, nos paralizan?, cuántos nos pueden llevar a alturas inimaginables?, pero que seríamos sin esos pensamientos? nunca nos enfrentamos a ello, no lo sabremos hasta descubrirlo, todo lo que afirmemos al respecto nuevamente quedará en el campo del pensamiento.

La verdad es que la vida es una secuencia incesante de acontecimientos, sobre los cuales en algunos casos tenemos control y sobre otros no. Sufrimos porque queremos enseñar a ladrar a un gato, vivimos tratando de cambiar las cosas desde lo que pensamos deberían ser, y eso nos tortura nos lastima, vivimos con rencor, temor, desesperanza, tremendamente confundidos. Y la soledad, la indiferencia, el vació, toman cada vez más espacio en nuestros corazones, ya no nos detenemos a ver a otro ser humano, ya no nos detenemos a tomar la mano de alguien que lo necesita, ya no nos detenemos a reír libremente, ya no nos detenemos a sentir que somos parte de algo más que nuestros pensamientos.

Vivir en libertad significa vivir sin esa intención de cambiar las cosas sino de verlas como son, y a partir de esa comprensión actuar de una manera más total más completa. Es urgente actuar totalmente, cada día hay más problemas, cada día hay más dolor en el mundo, más hambre, y las reformas sociales no están dando resultado, sólo incluimos más separación, más división. Todo nuestro actuar nace de lo que debería y no de lo que es realmente. Necesitamos convertirnos en actores de un cambio, primero en lo pequeño, y luego más y más allá. Inicia en ti, inicia en casa.

En estas fechas donde tanta gente se siente sola, donde tantos niños nunca recibirán siquiera una sonrisa, qué maravilloso sería si cada uno de nosotros sólo robara una sonrisa, extendiera la mano, compartiera un pan, no como una rutina social, sino como un verdadero habitante de este universo, si se comprometiera con hacer una familia más feliz, se comprometiera con hacer un día mejor para sus empleados, un día mejor para los que encuentra en la calle. Muchos dirán utopía, muchos dirán que no tiene sentido, pero para los que toques sí habrá diferencia, para el que reciba tu afecto sí habrá diferencia, para tu hijo que reciba un abrazo sí habrá diferencia.

Toca tu vida, levanta tu rostro al cielo, levanta tus hombros, siente que eres más que pensamientos, que eres un ser humano capaz de cosas de hacer cosas extraordinarias. Luego levanta la cara de alguien al cielo, dale tu cariño, dale tu afecto. Por un día regala abrazos, regala sonrisas, regala un sí puedes, regala amor. Y si llegaste ya a alguien, hazlo una vez más, sólo una vez más. Sólo una vez más toma la mano de tus hijos, sólo una vez más deja que tu rostro refleje una sonrisa, sólo una vez más dale a alguien la oportunidad de llegar lejos, sólo una vez más agradece, sólo una vez más pide perdón, sólo una vez más date la oportunidad de VIVIR, DE AMAR, DE APRENDER, DE DEJAR UN LEGADO.

Deseo y decreto que este día, que este nuevo año, que este sentimiento de amor que surge en estas fechas, crezca y te bendiga cada día, cada instante, y nos haga a todos más humanos, más sencillos, más llenos de amor. Que nos haga a todos conscientes de lo unidos que estamos, que nos permita eliminar el dolor y el miedo en nosotros y llevarlos a los que están cerca y poco a poco, de instante en instante una vez más, seamos capaces de festejar un 2010, con bendiciones y prosperidad para más y más seres humanos.

Gracias por estar, por ser y por encender la luz para que podamos ver mejor.

CarDa

18 de diciembre de 2009

Tú eres ejemplo de vida !

Hoy me pasó algo que me hizo meditar. Caminando por la calle, tuve una caída fuerte y quedé tendido en el suelo, lo más impresionante no fue el dolor que me causo la caída, sino, el ver pasar a la gente indiferente, jóvenes que intercambiaban sonrisas pero nadie se comedía a preguntar siquiera si necesitaba ayuda, si estaba bien!. Ese, fue un dolor muy fuerte y me mostró cuan insensibles nos volvemos. No se exactamente a que se debe esto, no se porque el corazón se va cerrando, quizá por temor, quizá porque ya no importan los demás sino solamente uno mismo?, no lo sé, pero, sí entendí que es cada vez mas importante despertar la sensibilidad, despertar el amor en los corazones de nuestros hijos, de nuestros jóvenes, es tremendamente importante construir una vida con sentido.

Conversábamos en casa con mi gran equipo de soy feliz, mis pequeñas hijas (5 y 8 añitos) y mi esposa, y reavivamos el fuego de nuestra meta como familia. Comenzamos preguntando: ¿que queremos como familia?, ¿cómo queremos ser como familia y como individuos?.

Las pequeñas respondieron que "queríamos ser ser una familia feliz, una familia que se ame, que se respete, una familia donde las reglas no sean necesarias, porque todos comprendemos y cumplimos nuestro rol particular".

Qué implica todo eso?, a lo que la respuesta no se dejó esperar: "tratarnos con cariño, con palabras dulces, no gritar, cumplir con nuestras obligaciones, cumplir con nuestros compromisos, estar atentos unos a los otros, ser solidarios, no esperar a que nos digan que hacer sino hacer por el simple hecho de que nos queremos".

Todo esto significa que cada uno dará lo mejor de sí para mantener nuestra familia feliz y llena de amor. Nos dimos cuenta que al tener estos valores compartidos por todos, tenemos siempre la posibilidad de construir nuestra vida familiar desde esa base. Tenemos la posibilidad de reorientar nuestro rumbo toda vez que algo saliera de control. Nos dimos cuenta que una familia es un equipo, que una familia es compromiso, que una familia es compartir y respetar el espacio de cada uno de sus miembros.

Fue una experiencia maravillosa ir redescubriendo juntos, lo que somos capaces de lograr, lo que podemos construir, hasta donde podemos llegar.

Con ambas experiencias la caída y la conversación familiar, vi que como seres humanos tenemos una gran responsabilidad, y es la de ser el mejor ser humano que podamos ser. No olvides que cada uno de nosotros es un ejemplo de lo que se debe o no hacer, de lo que se puede o no lograr, un ejemplo de rectitud y virtud o lo contrario.

Nuestros hijos, amigos y el resto de las personas que nos rodean están continuamente recibiendo lo que somos a través de lo que hacemos y no de lo que hablamos. La más grande oportunidad que tenemos es la de influir positivamente en nuestra vida a través de nuestro ejemplo y nuestras acciones.

Sólo por hoy reconozco que soy capaz de influir positivamente en los seres que me rodean.


Mi vida es plena, mi vida está llena de amor, Yo doy amor, Yo sonrío, Yo Soy feliz!!!

16 de diciembre de 2009

De creer a esperar..

Desde hace algunos días estuve meditando sobre esta frase. De creer a esperar, ¿cuál la diferencia entre creer y esperar? Al principio no me era muy claro, pero después de seguir y seguir en ello, todo fue haciéndose más claro.

Creer es cuestión de fe y eso anticipa los sueños y esperanzas que tenemos, pero en ese estado no necesariamente se ha creado la energía para poner en movimiento el poder creador de la vida. Pero cuando tu ser pasa de creer a esperar, surge una nueva energía que tiene que ver con la expectativa, tiene que ver con ese sentimiento que anticipa la realización y/o creación de algo. Mira por ejemplo que ocurre cuando una madre cree que podría tener un hijo, y el momento cuando inicia su espera, todo su ser cambia, se pone más radiante, más plena, y con una mirada que anticipa el gran regalo.

Así es la vida, así deberíamos esperar las bendiciones de Dios, esa espera nos prepara y nos muestra que sí es posible que ocurran los milagros. Con frecuencia la duda, el miedo nos impide estar en un estado de esperar, y eso sabotea toda bendición que está por venir.

Creer es muy poderoso, pero esperar hace que la creencia se vuelva activa. Esperar pone en movimiento muchas fuerzas poderosas, que hacen de nuestra capacidad creativa algo en movimiento. Por eso ahora es momento de pasar de creer a esperar las bendiciones que tiene la vida.

Este año que ya pronto inicia, la vida traerá mucha más luz, mucho más amor, mucha más abundancia. Y eso más allá de un deseo espero se vuelva una fuerza creadora que haga una realidad de todo ello. Pasemos entonces de creer a esperar, de estar seguros, que la vida siempre está derramando sus milagros, y que aún en los momentos difíciles, su amor y protección nos está envolviendo.

Deseo que este año sea realmente un año de bendiciones, y esta navidad recordemos que la vida nos regala amor, que nos da la oportunidad de hacer a alguien feliz, que nos dice podemos unirnos como seres humanos para hacer de este mundo un lugar mejor para vivir.

Decreto que la abundancia, la salud y la prosperidad, llenen tu vivir de instante en instante, que te conviertas en parte de esta creación incesante, expandiendo tus fronteras y capacidades cada vez más lejos.

Quiero agradecer tu presencia, quiero agradecer que estas aquí para poner en evidencia el milagro de SER. Por consiguiente que este nuevo año festejemos juntos la capacidad creadora que todos tenemos el privilegio de gozar.


Que tengas un día extraordinario!!

CarDa